Higiene Dental

Los 3 problemas dentales más comunes (y cómo evitarlos)

¿Sabes cuáles son algunos de los problemas que más comunes en las clínicas dentales?  Hoy, en el blog de clínica dental Guadentis, clínica dental en Bellavista. queremos tratar los problemas dentales más comunes y como se pueden evitar:

1 Caries:

Cuando la placa se acumula en la superficie de los dientes y corroe el esmalte, se puede formar caries en lo dientes. Las caries son uno de los problemas dentales más comunes que nos encontramos lo dentistas.
La mejor manera de combatir las caries es deshacerse de la placa. Para ello es convenientes que te cepilles al menos tres veces al día, usar hilo dental diariamente y que visites al dentista por lo menos una vez al año para una limpieza profesional y revisión.

2. Enfermedades en las encías:

También conocida como enfermedad periodontal, es causada cuando el exceso de placa de las encías no es tratada convenientemente. La etapa temprana de la enfermedad de las encías se conoce como gingivitis, mientras que la etapa avanzada es periodontitis. Los signos de la gingivitis son las encías inflamadas, rojas y que sangran fácilmente. Si avanza a la periodontitis, las encías comienzan a separarse de los dientes y los espacios que forma pueden infectarse.

3. La erosión del esmalte:

El esmalte de los dientes puede deteriorarse por los ácidos de los alimentos y bebidas, y por el exceso de cepillado. Los síntomas de la erosión incluyen la sensibilidad dental, decoloración y grietas. Cuando el esmalte se erosiona, los dientes son más susceptibles a las caries,
La mejor manera de prevenir la pérdida de esmalte es no abusar de los alimentos y bebidas muy ácidas, cepillarse los dientes con flúor y usar un cepillo de dientes de cerdas suaves.

¿Y tu? ¿Has pasado ya tu revisión anual? Contacta con nosotros 🙂

Comida para combatir las bacterias de la boca

¿No sería genial combatir las bacterias y enfermedades orales de manera natural? Pues bien, hoy vamos a hablar de algunos alimentos que pueden ayudarnos a este fin.

Como ya sabemos un buen alimento es la manzana. Su alto contenido de fibra de la piel limpia suavemente la placa de la superficie de los dientes. Su alto contenido de agua evita que se pegue al esmalte y le da vitaminas que promueven el tejido de las encías saludables. Además de la manzana hay otros alimentos que también recomendamos. Algunos sirven para detener el crecimiento de bacterias existentes en la boca y otros, incluso, ayudan a matar a los patógenos que pueden causar infecciones y periodontitis.

Arándanos

El jugo de arándano puede ayudar a detener la formación de placa en la boca. Según un grupo de investigadores de Israel que publicaron sus hallazgos en el «Journal of Antimicrobial Chemotherapy» en 2004, el jugo de arándano ayuda a detener el crecimiento de biopelículas, microorganismos que crecen en los dientes y que pueden causar caries y otras enfermedades.

Pasas

La Dr. Christine Wu, de la Facultad de Odontología de la Universidad de Illinois, ha llevado a cabo una serie de estudios sobre el efecto de los productos de la uva en los dientes. En uno de ellos, publicado en el «Journal of Nutrition» en 2009, dice que las pasas contienen compuestos antimicrobianos que pueden detener a los patógenos orales de crecimiento, la prevención de enfermedades dentales.

Moras

Las moras pueden matar los agentes patógenos que causan infecciones periodontales, según investigadores de la Universidad de Carolina del Norte y la Universidad de Kentucky. En 2012, publicaron un estudio en el «Journal of Periodontal Investigación» en el que se sometieron 10 tipos de bacterias de la boca al extracto de mora este mostró actividad anti-viral, así como las propiedades antibacterianas que reducen la enfermedad periodontal.

Si sigues estos consejos y además visitas a tu dentista con regularidad seguro que gozarás de una impecable salud dental! Si necesitas una revisión ven a visitar nuestra clínica dental en Sevilla!

Cómo recuperar la salud dental después de las vacaciones

El cuidado de los dientes y las encías no es solo cepillarse regularmente, usar hilo dental, y visitar al dentista. Las decisiones que tomamos cada día en relación con los alimentos y bebidas que consumimos también afectan a nuestra higiene bucal. Si hay que ser cuidadoso durante el año, aún más durante las fiestas, ya que por lo general tendemos a consumir un montón de dulces, refrescos y bebidas alcohólicas. Estamos en un mes en el que la mayoría de la gente vuelve de sus vacaciones y quieren recuperar la normalidad en la dieta para cuidar su figura y su salud dental, veamos que alimentos favorecen nuestra salud dental:

Los alimentos que se deben evitar:

  • Refrescos: Los refrescos pueden ser extremadamente dañinos para los dientes, así como para la salud en general. Tienen un alto nivel de acidez que pueden erosionar el esmalte de los dientes. Esto a la larga puede conducir a serios problemas de salud dental como enfermedad de las encías, caries e incluso la pérdida de dientes. Un consejo, no abuses de este tipo de bebidas!
  • Alcohol: Muchas bebidas alcohólicas son muy ácidos y algunos también muy azucarados, lo que contribuye a la erosión del esmalte de los dientes y puede causar caries en los dientes. Las bebidas como el vino tinto también manchan los dientes por su alto contenido en taninos y cromógenos que promueven la coloración de los dientes.
  • Dulces: tortas, dulces, chocolates y otras golosinas azucaradas deben consumirse sólo con moderación. Cualquier alimento que contienen una gran cantidad de azúcar refinada son malas para el organismo si se consume demasiado. Trata de evitar los alimentos que son muy azucarados y tienden a pegarse a los dientes, como bombones, caramelos, chocolate, etc.

Alimentos que ayudarán tus dientes:

  • Té verde: En lugar de beber alcohol, café o té negro después de las comidas, prueba con un poco de té verde en su lugar. Esta bebida caliente se ha relacionado con numerosos beneficios para la salud oral, tales como la prevención de caries, encías más saludables, menor riesgo de pérdida de los dientes e incluso la prevención del cáncer oral. El té verde contiene compuestos antibacterianos y anti-inflamatorias que ayudan a combatir las bacterias en la boca y prevenir y eliminar la placa dental. No sólo tomar té verde ayuda a mantener los dientes sanos, sino que también se ha demostrado que reduce el riesgo de enfermedades del corazón, diabetes, presión arterial alta y  depresión.
  • Agua: El agua es esencial para el cuerpo, incluyendo la boca. El agua ayuda a mantener la boca húmeda, el enjuague ayuda a limpiar el azúcar, el ácido y las bacterias de los dientes, las encías y la lengua.
  • Productos lácteos: El consumo de productos lácteos se ha asociado con una mejor salud oral. Los productos lácteos ayudan a mantener los niveles de PH de su boca firme, lo que puede reducir el riesgo de desarrollar caries. También son una buena fuente de calcio, que es vital para la salud de los dientes.
  • Los alimentos fibrosos: Los alimentos fibrosos, como la mayoría de los vegetales crudos son beneficiosos para los dientes y estómago. Debido a que el consumo de estos tipos de alimentos implica una mayor masticación, la boca produce más saliva, que ayuda a mantener la boca limpia.

Después de los excesos de las vacaciones los dentistas de nuestra clínica dental en Sevilla recomiendan una revisión dental. Si necesitas una revisión o consulta de cualquier tipo, no dudes en contactar con nosotros!

¿Qué es una limpieza bucal y cómo se realiza?

La limpieza bucal, también llamada tartrectomía, es el procedimiento por el que se elimina el cálculo dental (sarro), la placa bacteriana y las manchas de la superficie de los dientes. Para ello se utiliza fundamentalmente un aparato de ultrasonido y un cepillo rotatorio con una pasta de pulido.

La unidad de ultrasonido produce pequeñas vibraciones que rompen los cristales de sarro que están adheridos a los dientes, logrando que se desprendan. Libera a su vez agua para refrigerar e ir arrastrando el cálculo, que será recogido por el aspirador del sillón dental. No es doloroso, pero sí es cierto que aquellos pacientes que tienen gingivitis o sensibilidad en los dientes pueden notar puntualmente alguna molestia. En estos casos se puede plantear anestesiar la zona hipersensible, aunque no suele ser necesario. Tras esto, se emplea una pasta de pulido con el cepillo rotatorio con la finalidad de eliminar las manchas y dejar la superficie de los dientes más lisa, dificultando así que el sarro vuelva a formarse.

Tras realizarnos una limpieza, es recomendable no tomar alimentos o bebidas que tiñan, ni fumar, las 24 horas posteriores. La limpieza altera la película adquirida, que  nos protege de las tinciones. Esta capa la forma nuestra saliva y se regenera en este tiempo. Es posible que notemos los dientes más sensibles los días siguientes, pues al retirar el tártaro los dientes están en contacto más directo con los estímulos térmicos, pero esta sensación suele durar sólo unos días.

Al eliminar la placa y el tártaro, la limpieza es una medida preventiva para evitar desarrollar caries y enfermedades en las encías. La frecuencia con que hay que realizarla depende de cada paciente, de los hábitos de higiene que tenga y de su  predisposición genética a acumular sarro. No obstante, en un principio es recomendable hacerse una limpieza al año.

Si crees que necesitas una limpieza dental no dudes en contactar con nosotrosY recuerda que hasta Marzo tenemos un nuestra oferta de limpieza dental y blanqueamiento por solo 120€.

Los peligros del sarro en la encia

El sarro, cuando se introduce en el espacio que hay entre la encía y el diente, se denomina técnicamente tártaro subgingival.  Lo produce un acúmulo de bacterias que se adhieren al diente, van avanzando hacia el interior despegando progresivamente la encía y terminan destruyendo el hueso que soporta los dientes.

Cuando estas bacterias, que están adheridas a la raíz dental, se mineralizan, forman el cálculo subgingival. Estas bacterias no provocan por sí mismas la destrucción del hueso, necesitan un individuo con predisposición genética y un ambiente adecuado, siendo factores de riesgo importantes el estrés y el tabaco.

Para quitarlo hay que realizar un raspado y alisado radicular.  Es algo sencillo en manos expertas y se realiza con pequeños instrumentos afilados, sin lesionar la encía.  No tiene nada que ver con una limpieza dental, de hecho a veces sorprende el tamaño de los fragmentos que se retiran de personas con la boca aparentemente sana. De ahí lo que se sorprenden quienes reciben la noticia de que tienen una periodontitis o que incluso van a perder algún diente a pesar de haberse hecho limpiezas con frecuencia, puesto que la enfermedad evoluciona lentamente, en muchas ocasiones sin presentar ni dolor ni señales de alerta visibles. Cuanto antes se diagnostica y se trata, mejor.

¿Sospechas que te pueda estar pasando a ti? Pídenos cita a nuestra clínica dental en Sevilla y te harémos una revisión

¿Cuándo tiene que acudir por primera vez un niño al dentista?

Los niños deben visitar el dentista para que se les examinen los dientes, encías, frenillos y la oclusión, de forma que se detecte si hay algún problema. Asimismo se instruye a los padres sobre cómo mantener una buena higiene oral y preservar la salud oral del niño. Además de por esto, es beneficioso para que se familiaricen y normalicen la visita al dentista.

Teniendo en cuenta la presencia de caries en preescolar, según los especialistas, la primera visita debe realizarse cuando el niño haya cumplido los 12 meses, en función de establecer medidas preventivas. Los principales motivos de consulta son  la caries, erupción ectópica  de los dientes definitivos, agenesias y dientes supernumerarios:

  •  La caries es una de las enfermedades crónicas infantiles más comunes. Se debe a factores hereditarios, a la higiene oral y a la exposición a los ácidos derivados del azúcar entre otros. Es una infección del diente originado por bacterias, que producen unos ácidos que conllevan a la destrucción del mismo. El diagnóstico precoz es fundamental y lo debe realizar el dentista. No se debe esperar a que las detecten los padres, pues cuando esto ocurre suele ser tarde y están ya en una fase avanzada. En cuanto al tratamiento, en los dientes de leche se procurará mantener la pieza sana en boca hasta que le corresponda recambiarse y en los dientes definitivos es el mismo que el del adulto.
  • La erupción ectópica de una pieza definitiva consiste en la erupción de un diente definitivo sin que se haya perdido el de leche. En función de la movilidad de la pieza y de la cantidad de raíz que quede por reabsorberse, se procederá a la extracción de la pieza de leche para asegurar que el definitivo erupciones correctamente.
  •  La agenesia es la ausencia congénita de uno o más dientes, mientras que los dientes supernumerarios son un número de dientes superior al normal. Es importante diagnosticarlo a tiempo en las revisiones, puesto que condicionaran el plan de tratamiento, bien para extraer el supernumerario o para conservar al máximo las piezas de leche en caso de agenesia de dientes definitivos.

¿Tienes dudas si tu hijo debe acudir ya al dentista? Consúltanos sin compromiso!

Consejos para combatir la halitosis

La halitosis, o mal aliento, es el conjunto de olores desagradables que son emitidos por la boca. Puede ser una manifestación de alguna enfermedad del organismo, aunque en la mayoría de las ocasiones está relacionada con enfermedades de la boca o una mala higiene oral.

Entre las patologías que pueden causar halitosis se encuentran trastornos del sistema digestivo, del tracto respiratorio, trastornos sistémicos, enfermedades hepáticas y renales.

La halitosis que se origina en la boca se debe principalmente a la acumulación de placa bacteriana en la lengua y a las enfermedades de las encías. Los productos resultantes del metabolismo de las bacterias generan compuestos volátiles de azufre que causan mal olor. Estas bacterias se localizan principalmente en la zona posterior del dorso de la lengua y en las bolsas periodontales.

Para prevenir o tratar la halitosis, es de máxima importancia tener una buena higiene bucal, con una buena técnica de cepillado y el uso diario de seda dental o cepillos interproximales. Se debe completar con el uso de un limpiador lingual, es importante reducir la cantidad de bacterias depositadas en la lengua pasando el limpiador por ella, acompañado de un colutorio específico realizando gargarismos para alcanzar la parte posterior del dorso lingual.

Por tanto, en nuestra clínica dental, aconsejamos que para combatir la halitosis debemos considerar los siguientes puntos:

  • Tener una buena higiene bucal, con una buena técnica de cepillado realizada 3 veces al día y el uso diario de seda dental o cepillos interproximales.
  • Utilizar un limpiador lingual.
  • Hacer gargarismo con un colutorio específico para los problemas de halitosis (con Clorhexidina a baja concentración, Cloruro de cetilpiridinio y Lactato de zinc).
  • Fumar crea un aliento característico que perdura.
  • Saltarse las comidas y tener una dieta hipocalórica puede favorecer el mal aliento.
  • Una buena hidratación favorece la salivación . Los episodios de halitosis transitoria se producen habitualmente al despertar por la disminución fisiológica de la producción salivar, que alienta el crecimiento bacteriano.
  • Después de ingerir algunos alimentos como ajo o cebolla  o consumir alcohol, ciertos metabolitos pasan a la circulación y son expulsados por los pulmones.
  • Es recomendable realizarse citas periódicas por parte de un profesional, para detectar y tratar la caries y la enfermedad periodontal.

¿Te ha gustado estos consejos para combatir la halitosis? también puede interesarte¿Cómo se blanquean los dientes?

¿Como tener una buena higiene oral?

La higiene oral es la mejor forma de prevenir las enfermedades estomatológicas más frecuentes, la gingivitis y la caries. El cepillado de los dientes elimina la placa bacteriana y otros residuos de alimentos de las caras externas e internas y de masticación de los dientes. Se recomienda también limpiar el espacio interproximal con seda dental, al menos una vez al día.

La higiene bucal debe realizarse 3 veces al día, después de las comidas principales con una duración de 2 minutos cada vez. El cepillado debe ser rutinario, empezando siempre por la misma zona y acabando igualmente en el mismo sitio, de esta manera nunca olvidaremos ninguna zona de la boca por cepillarnos.

La técnica de cepillado debe ser circular o vertical y nunca horizontal, salvo en las superficies de masticación de los molares. No es necesario hacer mucha fuerza, ya que la placa que acumulamos diariamente es una película que necesita poca fuerza para ser desprendida del diente aunque si es importante un determinado tiempo de aplicación. La parte posterior de incisivos superiores e inferiores debe realizarse colocando el cepillo de manera perpendicular al eje axial del diente. Una vez finalizado el cepillado de los dientes, se recomienda el cepillado de la cara interna de los carrillos y la cara dorsal de la lengua, ya que en estas zonas también se retiene placa bacteriana.

tecnica_cepillo

Para completar la higiene bucal debemos usar seda dental en todos los espacios interdentarios. Para ello tomamos unos 50 cm de seda dental y lo anudamos alrededor de los dedos corazón de ambas manos, anudando más seda en un dedo que en otro. Mantenemos la seda tirante con los pulgares e índices, y deslizamos suavemente entre los dientes, teniendo cuidado de no dañar las encías. Curvaremos la seda alrededor de cada diente introduciéndola suavemente por debajo de la encía.