Mitos sobre los enjuagues bucales

Mitos sobre los enjuagues bucales

Hay creencias erróneas sobre los enjuagues bucales que no por repetirse constantemente se van a convertir en verdades. En este artículo vamos a agrupar algunas de las afirmación sobre el colutorio que no son ciertas. 

Qué no es verdad sobre los enjuagues orales

  • Sirven para limpiar la boca. El colutorio sólo es un complemento de higiene bucodental, nunca puede considerarse como un sustituto del cepillado dental porque es incorrecto y puede pasar factura a nuestra higiene bucal.
  • No manchan los dientes. En general un colutorio no debería manchar los dientes, pero algunos enjuagues con clorexidina pueden llegar a teñir los dientes si le damos un abusivo o inadecuado.
  • Eliminan la halitosis o mal aliento. Error. Un enjuague oral pueda ayudar a mejorar nuestro aliento, pero nunca a resolver un problema de mal aliento, que debe ser analizado por un especialista para encontrar la mejor solución.
  • El enjuague sin alcohol no contiene riesgo. Falso. Si abusamos de su uso también puede ser contraproducente.
  • Los niños pueden usarlos sin problema. No. Un niño puede usar un enjuague bucal cuando lo indique un especialista, que nos dirá el tipo de colutorio que puede comenzar a usar el pequeño.
  • Todos son iguales. Error. Hay diferentes tipos de enjuagues, y cada producto tiene una indicación.
  • Cantidad y tiempo. No es aconsejable usar la cantidad que se te antoje de enjuague bucal ni hacerlo por poco tiempo. Pregunta a tu dentista sobre la cantidad que debes utilizar en cada enjuague y el tiempo que debes dedicar a cada sesión para que el producto haga el efecto deseado.

Esperamos que os haya resultado interesante este artículo sobre los enjuagues orales y los mitos que los rodean. ¿Vives en Sevilla y necesitas pedir una cita con Guadentis o resolver cualquier duda sobre salud dental? Rellena el siguiente formulario y te llamaremos lo antes posible. 🙂

¿Te ha gustado? Compártelo :)

0 comentarios en “Mitos sobre los enjuagues bucales

Deja tu comentario