Mes: septiembre 2014

Seis claves para tener una buena salud oral

Hoy os vamos a recordar algunas de las claves fundamentales para garantizar una buena salud oral.

1. Ten una higiene bucal correcta: Esto pasa por cepillarse tres veces al día y emplear a diario la seda dental. Los colutorios son un buen complemento para garantizar una buena higiene.

2. Una dieta saludable: Nuestra alimentación influirá especialmente en la posibilidad de tener o no caries. Debemos evitar sobre todo los azúcares manufacturados y recordar cepillarnos siempre después de cada comida.

3. Deja de fumar: El tabaco es malo para los dientes, las encías y las mucosas. Es el peor enemigo de tu boca y casi incompatible con una boca sana y bonita.

4. Combate el estrés: Debido al estrés aumenta cada año el número de pacientes afectados por bruxismo, lo que no sólo desgasta los dientes afeándolos, si no que además puede producir problemas articulares y dolores de cabeza.

5. Planifica revisiones periódicas: Son la mejor manera de evitar sorpresas desagradables y poner solución a los problemas antes de que tengan un mal pronóstico.

6. Repón las piezas perdidas: Es fundamental para mantener una boca a largo plazo . De esta manera no sobrecargamos el resto de los dientes y evitamos que se muevan los que nos quedan.

Si estás embaraza te recomendamos que no dejes de leer también el post “Cuidado dental en el embarazo“.

clinica dental en Sevilla salud dental

 

Si tienes alguna consulta no dudes en contactar con nuestra clínica dental en Sevilla, los mejores dentistas te atenderán amablemente. Además, si estas pensando en hacerte una limpieza, te recomendamos que aproveches nuestra oferta de 2×1 en Limpieza dental!! ¿A qué esperas? 🙂

Qué esperar de la primera visita al dentista

Lo ideal sería que las visitas al dentista se hicieran para realizar revisiones rutinarias y que, una vez que encuentre un dentista con el que se sienta en confianza, se programen las revisiones antes de presentar problemas en la boca.

¿Qué se hace durante una primera visita al dentista?

El dentista realizará una historia clínica completa en la primera visita. Si hubiera algún cambio en su estado de salud, es importante comunicarlo en consultas posteriores.

En la primera consulta el dentista le realizará un exámen completo (recurriendo en ocasiones a radiografías) y, si es necesario, una limpieza bucal.

Mediante el exámen completo de la boca, los dientes y las encías se observará si hay signos de enfermedad. Con esto se pretende ayudar a mantener una buena salud oral y evitar que los problemas avancen, identificándolos y tratándolos lo antes posible.

Según la edad y los síntomas, el dentista recomendará hacer una serie de radiografías, ya que estas pueden identificar problemas que de otro modo pasarían inadvertidos, como infecciones, quistes o caries entre los dientes. En caso de pacientes embarazadas, se debe comunicar siempre al dentista para que determine la conveniencia de realizarla.

Si es necesario, en esa primera visita podemos realizarnos una limpieza bucal, que es el procedimiento por el que se elimina el sarro, la placa bacteriana y las manchas de la superficie de los dientes. Para ello se utiliza fundamentalmente un aparato de ultrasonido y un cepillo rotatorio con una pasta de pulido.

¿Cada cuánto tiempo se debe visitar al dentista?

Las revisiones regulares se recomiendan cada 6 meses y serán para mantener la limpieza de los dientes, prolongar su buen estado y prevenir el desarrollo de procesos dolorosos. Si requiere algún tratamiento, como hacer un empaste o extraerse una muela del juicio, debe concertar la próxima cita preferiblemente antes de abandonar la consulta. No debe olvidar aprovechar la oportunidad para preguntarle al dentista todas las dudas que tenga.

¿Necesitas una revisión? Desde nuestra clínica dental en Sevilla te recomendamos que aproveches nuestra oferta en 2×1 en limpieza dental, además, aprovechando esta oferta te ofrecemos un 10% de descuento en todos los tratamientos. Informate!

La limpieza dental profesional: una forma de prevenir las enfermedades dentales

¿Qué es una limpieza dental?

La limpieza dental es unos de los tratamientos más demandados en odontología y cumple una importante función preventiva frente a las enfermedades dentales. Cepillarse regularmente, usar hilo dental y colutorio es importante, pero acudir regularmente a un profesional es también fundamental.

Con la limpieza se elimina el sarro, la placa bacteriana y las manchas de los dientes.

Cualquier persona puede realizarse una limpieza dental, a no ser que tenga una enfermedad en las encías como la periodontitis, que requerirá un tratamiento más profundo y específico.

¿Cómo se realiza?

La forma más habitual de realizarla es mediante el empleo de un limpiador ultrasónico. Este produce pequeñas vibraciones que rompen los cristales de sarro que están adheridos a los dientes, logrando que se desprendan. Liberará además agua para refrigerar el diente y arrastar el cálculo, que será recogido por el aspirador del sillón. Para terminar, se hace un pulido de los dientes empleando un cepillo rotatorio.

¿Es dolorosa?

La limpieza no es dolorosa. Sí es cierto que los pacientes que sufren gingivitis o hipersensibilidad dental pueden notar puntualmente alguna molestia. En estos casos se puede plantear anestesiar la zona hipersensible, aunque no suele ser necesario.

Sólo un profesional acreditado, como un dentista o un higienista dental, pueden realizarla. Es importante que la realice un experto porque, de no hacerse de forma correcta, puede originar problemas en la salud bucodental.

¿Qué medidas debo tener en cuenta tras hacerme una limpieza?

Tras realizarnos una limpieza, es recomendable no tomar alimentos o bebidas que tiñan, ni fumar, las 24 horas posteriores. La limpieza altera la película adquirida, que nos protege de las tinciones. Esta capa la forma nuestra saliva y se regenera en este tiempo. Es posible que notemos los dientes más sensibles los días siguientes, pues al retirar el tártaro los dientes están en contacto más directo con los estímulos térmicos, pero esta sensación suele durar sólo unos días.

¿Cada cuánto tiempo debo hacerme una limpieza profesional?

La frecuencia con que hay que realizarla depende de cada paciente, de los hábitos de higiene que tenga y de su predisposición genética a acumular sarro. No obstante, en un principio es recomendable hacerla como mínimo una vez al año.

¿Qué ventajas tiene hacerse una limpieza dental profesional?

La limpieza elimina la placa bacteriana, el sarro y las manchas superficiales y reduce la inflamación de las encías, dejando una boca limpia que dan ganas de cuidar. No tener una higiene bucal constante puede crear problemas como la halitosis, el sarro, la caries, gingivitis o periodontitis.

Para evitar estos problemas es conveniente realizar una limpieza dental ya que se logrará limpiar los dientes de una forma más profunda que con el cepillo de dientes y ayudará a evitar las enfermedades dentales. Verás además el resultado al terminar el procedimiento.

Aprovecha nuestra oferta 2 por 1 en limpieza dental!

¿Estás pensando en hacerte una limpieza dental? ¿Quieres hacerte una limpieza para evitar que los excesos del verano te pases factura? Pues este es tu momento, aprovecha nuestra oferta 2 por 1 en limpieza dental.

Crédito de la foto: clínica dental castilla y león

Cómo recuperar la salud dental después de las vacaciones

El cuidado de los dientes y las encías no es solo cepillarse regularmente, usar hilo dental, y visitar al dentista. Las decisiones que tomamos cada día en relación con los alimentos y bebidas que consumimos también afectan a nuestra higiene bucal. Si hay que ser cuidadoso durante el año, aún más durante las fiestas, ya que por lo general tendemos a consumir un montón de dulces, refrescos y bebidas alcohólicas. Estamos en un mes en el que la mayoría de la gente vuelve de sus vacaciones y quieren recuperar la normalidad en la dieta para cuidar su figura y su salud dental, veamos que alimentos favorecen nuestra salud dental:

Los alimentos que se deben evitar:

  • Refrescos: Los refrescos pueden ser extremadamente dañinos para los dientes, así como para la salud en general. Tienen un alto nivel de acidez que pueden erosionar el esmalte de los dientes. Esto a la larga puede conducir a serios problemas de salud dental como enfermedad de las encías, caries e incluso la pérdida de dientes. Un consejo, no abuses de este tipo de bebidas!
  • Alcohol: Muchas bebidas alcohólicas son muy ácidos y algunos también muy azucarados, lo que contribuye a la erosión del esmalte de los dientes y puede causar caries en los dientes. Las bebidas como el vino tinto también manchan los dientes por su alto contenido en taninos y cromógenos que promueven la coloración de los dientes.
  • Dulces: tortas, dulces, chocolates y otras golosinas azucaradas deben consumirse sólo con moderación. Cualquier alimento que contienen una gran cantidad de azúcar refinada son malas para el organismo si se consume demasiado. Trata de evitar los alimentos que son muy azucarados y tienden a pegarse a los dientes, como bombones, caramelos, chocolate, etc.

Alimentos que ayudarán tus dientes:

  • Té verde: En lugar de beber alcohol, café o té negro después de las comidas, prueba con un poco de té verde en su lugar. Esta bebida caliente se ha relacionado con numerosos beneficios para la salud oral, tales como la prevención de caries, encías más saludables, menor riesgo de pérdida de los dientes e incluso la prevención del cáncer oral. El té verde contiene compuestos antibacterianos y anti-inflamatorias que ayudan a combatir las bacterias en la boca y prevenir y eliminar la placa dental. No sólo tomar té verde ayuda a mantener los dientes sanos, sino que también se ha demostrado que reduce el riesgo de enfermedades del corazón, diabetes, presión arterial alta y  depresión.
  • Agua: El agua es esencial para el cuerpo, incluyendo la boca. El agua ayuda a mantener la boca húmeda, el enjuague ayuda a limpiar el azúcar, el ácido y las bacterias de los dientes, las encías y la lengua.
  • Productos lácteos: El consumo de productos lácteos se ha asociado con una mejor salud oral. Los productos lácteos ayudan a mantener los niveles de PH de su boca firme, lo que puede reducir el riesgo de desarrollar caries. También son una buena fuente de calcio, que es vital para la salud de los dientes.
  • Los alimentos fibrosos: Los alimentos fibrosos, como la mayoría de los vegetales crudos son beneficiosos para los dientes y estómago. Debido a que el consumo de estos tipos de alimentos implica una mayor masticación, la boca produce más saliva, que ayuda a mantener la boca limpia.

Después de los excesos de las vacaciones los dentistas de nuestra clínica dental en Sevilla recomiendan una revisión dental. Si necesitas una revisión o consulta de cualquier tipo, no dudes en contactar con nosotros!