Mes: diciembre 2013

Consejos para combatir la halitosis

La halitosis, o mal aliento, es el conjunto de olores desagradables que son emitidos por la boca. Puede ser una manifestación de alguna enfermedad del organismo, aunque en la mayoría de las ocasiones está relacionada con enfermedades de la boca o una mala higiene oral.

Entre las patologías que pueden causar halitosis se encuentran trastornos del sistema digestivo, del tracto respiratorio, trastornos sistémicos, enfermedades hepáticas y renales.

La halitosis que se origina en la boca se debe principalmente a la acumulación de placa bacteriana en la lengua y a las enfermedades de las encías. Los productos resultantes del metabolismo de las bacterias generan compuestos volátiles de azufre que causan mal olor. Estas bacterias se localizan principalmente en la zona posterior del dorso de la lengua y en las bolsas periodontales.

Para prevenir o tratar la halitosis, es de máxima importancia tener una buena higiene bucal, con una buena técnica de cepillado y el uso diario de seda dental o cepillos interproximales. Se debe completar con el uso de un limpiador lingual, es importante reducir la cantidad de bacterias depositadas en la lengua pasando el limpiador por ella, acompañado de un colutorio específico realizando gargarismos para alcanzar la parte posterior del dorso lingual.

Por tanto, en nuestra clínica dental, aconsejamos que para combatir la halitosis debemos considerar los siguientes puntos:

  • Tener una buena higiene bucal, con una buena técnica de cepillado realizada 3 veces al día y el uso diario de seda dental o cepillos interproximales.
  • Utilizar un limpiador lingual.
  • Hacer gargarismo con un colutorio específico para los problemas de halitosis (con Clorhexidina a baja concentración, Cloruro de cetilpiridinio y Lactato de zinc).
  • Fumar crea un aliento característico que perdura.
  • Saltarse las comidas y tener una dieta hipocalórica puede favorecer el mal aliento.
  • Una buena hidratación favorece la salivación . Los episodios de halitosis transitoria se producen habitualmente al despertar por la disminución fisiológica de la producción salivar, que alienta el crecimiento bacteriano.
  • Después de ingerir algunos alimentos como ajo o cebolla  o consumir alcohol, ciertos metabolitos pasan a la circulación y son expulsados por los pulmones.
  • Es recomendable realizarse citas periódicas por parte de un profesional, para detectar y tratar la caries y la enfermedad periodontal.

¿Te ha gustado estos consejos para combatir la halitosis? también puede interesarte¿Cómo se blanquean los dientes?